sábado, 20 de julio de 2013

34/40: Chill

Este final de temporada, digo, de embarazo, se viene confuso y lleno de incertidumbres. Ayer fui al obstetra, quien miró la ecografía premonitoria de un parto inminente, y, si ese consultorio hubiese sido Twitter, yo creo que hubiese usado el famoso hashtag: #AMQIGP. (Para las no-twitteras, basta con decir que no le pudo haber importado menos).

Y yo, que andaba preocupada por todavía no tener el bolso listo (ni la ropa, ni la bañadera, ni el cochecito, ni las sábanas, ni... bueh, me entienden), de repente tuve que reirme de mí misma. Al final, sigo siendo una pobre primeriza. Vitto no está a punto de llegar. Vitto está tranquilo creciendo y dando vueltas y practicando sus pasos de breakdance por mi útero.

Sí, es grande; sí, la idea de una cesárea no se descarta; sí, como mucho faltan 6 semanas para conocerlo, pero, nada está dicho aún. El médico me planteó varios escenarios posibles y la verdad, la conclusión que me llevé fue "Hay que esperar". En 2 semanas vuelvo a verlo y ahí veremos, veremos, después lo sabremos.

Lo otro espantoso que me pasó en la semana fue padecer el primer tratamiento de conducto de mi vida. Yo fui toda canchera, recordando que soy una sobreviviente a que me sacaran las 4 muelas de juicio en una sentada, pero Oh My God. Qué feo fue. La muela en cuestión estaba infectadísima y eso impedia que la anestesia hiciera efecto, etc etc. Conclusión: ahora ya soy grande y no puedo llamar a mi papi para que me venga a rescatar, así que hice lo que cualquier mujer que se precie hubiese hecho, y llamé a mi marido. Él, todo santo como es, vino, me dio la mano y se bancó ver todo el procedimiento en primera fila. Es lo más ese tipo.

Y finalmente, llegamos al día de hoy, Día del Amigo, día de las amigas que ya están grandes para festejar de noche y lo más cercano a hacerse las pendejas que tienen es dejar a los hijos por algún otro lado y hacer salida de mujeres solas. Y ya que no vamos a dejar un sueldo de fernet, como hubiésemos hecho en otro momento, al menos nos vamos a ir a hacer las top a algún restaurant caro, pero siempre de por acá, porque mirá si suena el teléfono y alguien nos necesita. La verdad que el plan me gusta, es coherente con nuestras vidas, y voy a poder disfrutar de mis amigas sin el "mamámamámamá" constante que pasó a ser la banda de sonido de mi vida.

Buen fin de semana a todas! Festejen, que siempre hay motivos!

5 comentarios:

  1. Este final de embarazo no hace más que anticipar lo que es la maternidad toda: incertidumbre! Pero calculo que con los nervios del embarazo es mucho más difícil de sobrevellevar! Al menos tenés la certeza de la incertidumbre... aún!
    Respecto de tratamientos de conducto, toco madera sin patas, soy virgen al respecto, pero si duele más que las muelas de juicio... mi Dios!!! Después tenés que hacer un ranking entre eso vs. el parto/cesarea, que todavía tenés el recuerdo fresco (porque espero que sea un recuerdo ya nada más). Tu marido un genio, yo me descompongo en la sala de espera al sentir el olor nomás, jajaja
    Respecto del día del amigo, primero, si son todas más o menos de tu edad me sorprende porque la gran mayoría de mis amigas no tenía hijos a tu edad (yo incluida!), hicieron rapido!
    Segundo, qué valientes salir este día!!! Yo hace tiempo que no festejo en el día, primero porque me trae mala suerte, y segundo porque es un despiole ir a cualquier lado, aunque sea una casa. Me desquito el viernes, total el día del amigo son todos los días.
    Pero espero que lo pases genial!
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola, me alegra que estés más tranquila, me imagino que nada está escrito para este tiempo de espera, todo puede cambiar en un minuto, lo importante es que disfrutes cada momento, eso creo. ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Bueno, siempre es mejor una cena del dia del amigo que una skypeada transoceanica!
    La pasaste lindo?
    Besote y cuando tenga que ser...serà!

    ResponderEliminar
  4. Con este post vengo a confirmar que somos dos mongas el dentista y que menos mal que nuestros maridos nos vienen a rescatar!


    Besote y paciencia que ya falta menos para que llegue Vitto!

    ResponderEliminar
  5. =) jaja me haces reir te juro!
    Me encanta que todo te lo tomes con humor, sos una genia!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.