sábado, 15 de enero de 2011

Volvimos

Y cómo me gusta volver, aunque la verdad que no la pasé mal, especialmente los últimos días. Pero hay algo de estar en casa y todavía de vacaciones, que para mí no se compara.

Este año, gracias a los benditos blogs y la onda yankee de considerar a enero como el mes para organizar, limpiar y ordenar la casa (claro, para ellos enero no implica playa, vacaciones largas ni horas al sol!), volví con todas las ínfulas de housewife. Ya armé el calendario pertinente de acá al 1 de febrero, que vuelvo a trabajar, poniéndome una tarea por día (bastante básica y sencilla, porque la onda era ser realista, y con G cerca... no se puede lograr demasiado de un tirón). Cumplí ayer, cumplí hoy, y para mañana me toca una un poco más grosa: el desarmado del arbolito y demás decoraciones navideñas.

Si llego a cumplir estas cosas mínimas pero re necesarias, empiezo el año (porque para mí el año empieza posta el día que vuelvo al colegio) con la casa idealmente ordenada, cosa que me imagino va a ser indispensable si pretendo balancear casa-trabajo-niño.

Además, le quiero poner mucha más onda al tema rutina nocturna para G. En realidad, él la tiene manejadísima, se sigue durmiendo y despertando casi siempre a la misma hora, esté donde esté. La que tiene el verdadero problema es su mamá, que todos los días se levanta con la intención de irse a dormir temprano y nunca logra hacerlo antes de las 12. Esa sí que es una major new year resolution, la más difícil para mí, ya que nunca en la vida pude establecer el hábito de irme a dormir a horas razonables...

Sin ponerme demasiadas fichas, me deseo mucha suerte en todo esto.

4 comentarios:

  1. Mucha suerte! Te creo que es difícil...
    Igual de mi reloj biológico mejor ni hablar.

    ResponderEliminar
  2. Suerte. Tenenos al tanto de cómo va todo.

    ResponderEliminar
  3. Yo también quisiera a veces acostarme antes de las 12... pero la realidad es que muchas veces o comemos tarde o la tele me atrapa. ¡Maldición!

    Suerte y ojalá vos puedas lograrlo :)

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todos, qué sabia decisión sería no tener tele en el cuarto... o notebook, en tal caso!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.