jueves, 29 de diciembre de 2011

Navidad

A mí me encantan las Fiestas. Me gustan, yo creo, porque tengo la suerte de tener mucha familia cerca, todo muy armónico y organizado; no tenemos guerras campales por dónde ni con quién pasamos cada fecha, y tenemos, en general, muchísimos motivos para festejar. Entiendo que cuando estas cosas no se dan, realmente no es fácil, o no es del todo placentero, pasar por todo este temita, pero como por suerte todavía no tengo que pensar en eso, me concentro en lo bueno.

Sin embargo, me pasa algo especial con la Navidad. Básicamente, siento que año tras año, me 'cuelo' en una celebración que no me corresponde. La veo como una fiesta esencialmente religiosa, y, al no ser practicante, al estar al borde entre no-creyente y no-me-importa, siento que no da andar saludando gente.

A ver, no quiero que me malinterpreten. A mí me encanta la Navidad, pero vamos, confieso que la veo como una ocasión para juntarme con mi familia y, OBVIO, abrir regalos. Hace unos años agregamos la costumbre de hacer una lista de las cosas por las que estábamos agradecidos ese año, y compartirla en la mesa. Eso convierte la Nochebuena en una noche muy íntima, muy especial, muy familiar, pero, seamos sinceros, poco tiene que ver con el espíritu religioso tradicional. Para mí, andar mandando tarjetas o saludos de Navidad a gente creyente, gente que realmente la toma como el nacimiento de su Dios, es como que vengan mis amigas a querer prenderse en el encuentro blogger. Eh, no, flaca, si no tenés un blog, si no te preocupás todo el año por escribir y hacerte amigas virtuales, no me vengas el 8 de diciembre a querer comerte el cupcake en Pierina. Bueno, esto igual: si no paso ni por la puerta de la iglesia, si me cuesta tomar todo el tema de los ángeles bajando y la resurección como algo más que un cuento de hadas, ¿qué derecho tengo a prenderme a fin de año en el festejo de cumpleaños del chabón? Ojo, ni por un ratito se me ocurre quedarme afuera, eh? Es sólo que no me da para andar anunciando por todos lados que me prendo en la fiesta sin haber participado en la organización, por así decirlo.

Un raye mío, obvio, pero bueh, ¿qué esperan de mí, que no puedo ir a una fiesta de disfraces, o bancarme algo tan instalado en la sociedad como una despedida de soltero, sin hacer berrinches por donde pueda?

Creo que un poco fue eso lo que me mantuvo alejada de la blogósfera estos días...  Sepan que si no les dije Feliz Navidad no fue porque no deseaba que la tuvieran, sino por este trauma neurótico que seguramente superaré en algún momento...

Ahora, con el Año Nuevo la cosa cambia drásticamente, eh? Porque imagínense que esa sí me toca, tengo el derecho divino a festejar como loca (?) porque el año cambia para mí, cambia para todos.

Así que, queridas todas, FELIZ AÑO NUEVO!! Espero que el 2012 ignore olímpicamente a los Mayas y las películas de terror futurista, y lo pasemos mejor que nunca!

Y ahora sí, me dispongo a subir los regalos de Navidad que estas precarias manos confeccionaron, y las genialidades que me regalaron mis amigas.

10 comentarios:

  1. Me encantó este post. Cuando era más chica, también me colgaba con esos planteos y me parecen súper válidos.
    Festejá lo quieras, cuando quieras. Festejá el amor.
    Besos Ann, feliz año!

    ResponderEliminar
  2. que ortiva...el chavon nacio para que vos tdos los años hagas manualidades, y andas protestando.....creo "que el chabon" pretende eso, una vez sola al año, estes con tods los seres queridos y des gracias....se debe dar por cumplido!!
    juaaaaaaaaaaaaaaaaa estas mas loca que yo!!

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco tomo estas festividades como algo religioso, sino como una tradición y es muy reconfortante.

    Besitos, Ann.

    ResponderEliminar
  4. Feliz 2012, Ann!!

    No hace falta que seas practicante o no, yo creo que la Navidad es un estado del alma, otro momento de cierre (además del fin de año) en el que lo que vale es agradecer lo bueno, desear que las cosas malas mejoren y saber compartir con los seres queridos. Nada más!!

    Besote enorme, me voy a tu post de los regalos... esos siempre son posts jugosos!!

    ResponderEliminar
  5. También me lo he planteado alguna vez pero opté por verlo desde otro lugar.
    Yo festejo la posibilidad de reunirme con la familia, con amigos, eso festejo.
    Así que festejes lo que festejes es válido!
    Beso enorme Ann y buen año 2012!!!

    ResponderEliminar
  6. ja! entré a tu blog justo antes de postear mi idea de que ahora sí empieza lo mío, navidad me revienta pero fin de año tiene LÓGICA!!! eso es todo lo que se necesitaba!!

    besos!!

    ResponderEliminar
  7. Pero si festejáramos la navidad solo en forma creyente, deberíamos festejar mucho menos que el domingo de pascua, ya que esta última fecha para el cristianismo es tanto o aún más importante que la navidad.
    Creo que igual si a uno no le sale desear feliz navidad puede desear felices fiestas...
    En definitiva, creyentes o no creyentes, si festejamos en familia, y pedimos cosas buenas para nosotros y los que queremos, y demás... no se cumpliría el objetivo casi lo mismo?
    Es dificil cuando falta alguien importante, ahí estas fechas se convierten más bien en una tortura... me pasó de años que no tenía ganas de celebrar, y por ahí, en ese momento sí está bueno recuperar el sentido que tiene originalmente la navidad... pero igual, es o debe ser (tampoco me pasaron cosas tan malas) un bajón!
    Y como sí te puedo saludar por año nuevo, espero que tengan un muy feliz 2012 y yo me niego a creer que el mundo se termina sin que venga alguna otra señal a confirmarnos este hecho... porque tendríamos derecho a pasarlo bomba sin pensar en el futuro no?

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Si cada ser humano se planteara la navidad, como lo estas haciendo vos, la convertirian en dia normal enseguida!

    El espiritu, es ese, se festeja en familia, con los tuyos, los mios, los nuestros... no?

    Acà en cambio, las iglesias se llenan de gente, que come y va a misa hasta la 1 de la madrugada. Supongo que los tanos son mas catolicos (o al menos aparentan mas!)

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Gracias a todas chicas, le verdad que hoy, 3 de enero, ya me olvidé completamente de la Navidad! ¿Les pasó?

    Nos vemos en la edición 2012 de Planteos Innecesarios!

    Jajaja!

    ResponderEliminar
  10. Llego tarde, tardisimo, pero relajate, la Navidad se ha convertido en el dia mas comercial del planeta!! Y en el mas magico tambien, porque nos permite a todos jugar a ser chicos de nuevo y mas si los hay de verdad alrededor!! Este anio se me complico un poco mas, porque no siendo creyente (aunque fui educada como catolica) me encontre con mi hijo haciendo su primer Nativity y hablando del nacimiento de Jesus y todo eso, y era tan cute que no pude mas que sumarme a toda la historieta y todo su entusiasmo, que en definitiva, y asi cierro el planteo personal yo, ocurrio de verdad! Es decir, el tema de la religion sabia que iba a ser complicado cuando los chicos empezaran a entender y preguntar, a mi no me gusta mentirles, ni mi marido ni yo creemos, pero tampoco queremos criarlos unos cinicos ni prohibirles la posibilidad de creer en lo que quieran, asi que pense : "bueh, Jesus nacio y eso es un hecho historico, por ahi no en esta fecha, ni exactamente como se cuenta, pero yo no le estoy mintiendo si le sigo el juego no?" asi que relajate y disfruta, como dijeron arriba, una oportunidad mas de juntarse con la flia y agradecer por todo lo lindo!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.