sábado, 21 de enero de 2012

Inside the Artist's Studio

Uno de los items en mi lista para enero, era hacerle algún regalito lindo a mi abuela. Si era como para poner en la lista, era porque no es una tarea sencilla. No es que ella sea jodida, o no sepa apreciar los regalos. Nada que ver. Lo que pasa es que mi abuela es multiuso, todopoderosa, todo lo sabe hacer, mejor y más lindo de lo que yo puedo llegar a comprar. Ya había recurrido a collares y cartera, dos áreas hacia las que todavía no se ha aventurado, así que por ahí no podía ir. 

Y entonces un día, me llegó una oferta por mail (después les cuento), y bingo! Era ideal. ¿Qué mejor para una abuela que fotos y recuerdos? Le regalé un calendario, parecido al que le hice a mi mamá, pero profesional, con papel copado y fotos grandes. Ya está colgado en su cocina:


Pero como me pasa cada vez que vengo acá, y la veo en su hábitat natural, estoy maravillada. Su lema en la vida es "Un lugar para cada cosa, y cada cosa en su lugar". Siempre lo fue, y, aunque eso me pesaba cuando era chica, ahora lo valoro, lo aprecio, lo entiendo perfectamente.

Pero a ese orden natural, hace unos años se sumó la creatividad, el talento, la tendencia a hacer de todo, algo lindo. Mi abuela empezó un taller de manualidades, y en ese sencillo acto comenzó un camino que la acompaña en cada aspecto, cada día de su vida.

Va explorando estilos, pasando por distintas etapas como todo artista, pero siempre teniendo como leit motiv lo mismo: todo debe tener su lugar, nada de hacer cosas para que queden tiradas por ahí. Y a las cosas que andan tiradas por ahí, siempre se las puede hacer más lindas, para sumarle forma a la función. 

¿Quieren ver?


Cuando llegás, te reciben estos simpáticos amiguitos que representan a ellos dos, Norma y Víctor, mis abues. Tienen esas casitas para recordar todas las ciudades donde vivieron juntos: Punta Alta, Pilar, Bahía Blanca, Tres Arroyos.

El secreto de mi abuela es que ella, desde siempre, sabe coser, y lo hace espectacularmente bien. Me hizo, por ejemplo, mi vestido de comunión, con 10 millones de 'perlitas' bordadas. Una grosa-grosa. Entonces, cuando empezó a hacer estos muñecos, les cosió la ropa, en vez de pegarla, como también se podía hacer. Eso hace la diferencia, y realmente se nota.

Pero sigamos con el tour:

Un lugar para las llaves...


Un cuadro en el cuarto...

Otro en la galería...

Algunos más...

Un tríptico en el comedor...

Y onda rústica en otra pared.

Distinta técnica para una mesita de la galería...

La guardiana del papel higiénico...

Una cajita para el té...

Las cortinas para el baño...

Y miles de portarretratos, creados desde 0 o intervenidos después.

Hasta ahí, todas las creaciones. Pero como mi abuela es una adelantada que empezó a reciclar, reutilizar y recauchutar antes de que fuera cool, por necesidad, conciencia ecológica o el motivo que quieran adjudicarle, hay muchísimas cosas que eran otras, que hubiesen terminado sin dudas en la basura, u olvidadas al fondo de algún galpón, que ella rescató, reinventó, reusó, y, por si fuera poco, las hizo lindas de ver! ¿Ejemplos?


Un tarro de dulce de leche se convierte en tacho de basura...

Y otro en un recipiente para guardar harinas y etc... Además, noten que cuando ella reutiliza un frasco de mermelada para cualquier otra cosa, lo hace en serio, comprometiéndose con la causa!

Un jean se transforma en bolso... (Hola Pie!)

Un antiguo carrito de hacer las compras, en canasto para la ropa sucia...

El balde de telgopor del helado pasa a ser un tachito de basura para arriba de la mesada...


La carcaza de madera de un televisor viejíiiisimo se convierte en estantería para los vasos...

Las latas de vino, champagne o lo que sea, se embellecen y reutilizan...

...pero siempre con un fin específico!

Una valija puede convertirse en biblioteca...


Una botella puede ser pintada y decorada...


Y de una fiesta, uno puede traerse los tubos de cartón de esos que tiran papel picado, y hacerse un florero símil cuero...


Esta es genial: es una mesita hecha con lo que era un carretel de cable! La técnica es falso marqueterie, acá me asesora...

Esta es mi favoria: una caja forrada en tela, y cubierta con esos "choricitos" que adoré! 
¿No es divina?

Les juro que estuve un buen rato sacando fotos, y llegué a retratar una ínfima parte de la cantidad de detalles que se ven por todos lados. Ni hablar de todas las cosas que le fuimos robando, y que ya habitan en Pilar, o que regaló o vendió! Sin ir más lejos, Pepito, el muñeco con el que Genaro duerme todas las noches, es creación de su bisabuela.

Bueno muchachas, les agradezco el acompañamiento. Ahora me dejan, que tengo que dormir la siesta si el misericordioso Genaro así lo dispone. Las dejo con lo último que ven antes de salir:



12 comentarios:

  1. ahora veo de dónde viene el talento eh, es de familia!

    es que cambiaste de huso horario o tu post fue en la madrugada??
    qué energía!

    ResponderEliminar
  2. bue, lo voy a decir como salga : " la puta que es grosa tu abuela!!!!!!!!!!!!!!!!!!"
    que maravilla, mi vieja es parecidita! y espero tener 1/4 parte de entusiasmo..peor ya veo que no llego! la verdad Ann que maravilla, ya tener abuela debe ser algo lindo, yo no conoci a ninguno....y si es de las que se les puede robar cosas, que placer!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. que genia tu abuela me encanto todoooooooo!!!!
    manadamela a casa..!
    y me encanto las dos fotos con tu hermosa familia
    besos
    ayez

    ResponderEliminar
  4. Me encantó el tríptico del comedor! los colores son vibrantes, divinos. Que belleza la reutilizada! todo me pareció espectacular, sobre todo las cajas de los vinos tan bien marcadas para cada fin! cuando ser grande quiero ser como tu abuela y que todo se vea lindo, así como en su casa. Pero lo más lindo, es el mensaje de despedida, para volver lo más rápido posible.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Claramente tu abela es lo mas!!! Conocia algunas de sus creaciones pero no de todo lo que es capaz y de su increible creatividad. No puedo negar algo de envidia me da...
    Y que ganas de tener esa valija, es una ternura!
    Pd: este comentario lo estoy haciendo desde mi cel, quien lo hubiera dicho...

    ResponderEliminar
  6. Qué orgullosa estará ella viendo cuánto la valorás Ana! Te lo agradezco en su nombre. Heredé su dentadura sanísima, el no tener arrugas y alguna otra cosa interesante más... ¿por qué NADA, NADA de esto, con lo bien que me hubiese venido??? Sé cantar afinado como mi papá... qué cosa tan útil!! Jaja! Yo también valoro profundamente lo que hace y las pilas que le está poniendo a la vida, aunque no sé si ella sabe cuánto. Decile que la quiero y la admiro!
    Un beso mi amor.

    ResponderEliminar
  7. Anita querida, es cierto lo que dice tu mamá, no me imaginaba que valoraban tanto lo que hago, gracias x eso, y les digo que mi mayor gusto es cuando ustedes me piden o me (roban )algo,eso me motiva a seguir haciendo eso, que tanto me gusta, gracias nuevamente, te quiero mucho!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Qué granDIOSA tu abuela!!!!!! Besos!!

    ResponderEliminar
  9. Una idola tu abuela, me encantaria tener su habilidad!

    ResponderEliminar
  10. Qué genia las cosas que hace! Lo que más admiro es la voluntad que tiene. Me encantó el tríptico, no se puede creer cómo pinta! Y la mesita y la valija biblioteca.

    ResponderEliminar
  11. Y que encima lea esto y comente, ella solita, desde su casa, desde su notebook, desde sus 71!

    GROSA mi abue.

    Gracias a todas, ya se los dijo ella.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.