miércoles, 16 de mayo de 2012

¿Ubican a Freud?

Freud, 'froid', sí, ese chaboncito que siempre le termina echando la culpa de todo a la madre, ¿lo tienen? Bueno, resulta que tenía razón, vean, porque la única culpable y responsable de haberme hecho -por fin- largar todas las lágrimas que tenía atragantadas desde el minuto 15 de la película de ayer, fue ella. Y lo logró con este simple y larguísimo comentario:

Y... qué sé yo... todos los comentarios son válidos y tienen mucho de cierto. Vos sabés que yo sólo pienso en niños, y mientras leía todo esto me acordé de un texto que me movilizó mucho hace poco. Si vale como comentario te lo dejo.Lo que te provocó la película, se llama dolor, ni más ni menos. Te quiero mi vida

Yo me acerqué a la ventanilla de su auto y le dije: señor cómpreme cinco por dos pesos,
cinco, lapiceras, todas escriben señor.
Y usted me miró como si me tuviera miedo.
Me dijo: no nena, no.
Y empezó a subir el vidrio.
Yo insistí, suplicante, porque seguro que usted tiene una hija o un hijo, señor, y las
personas que tienen hijos se compadecen de mí y me compran.
Pero usted siguió subiendo el vidrio y no me miró a los ojos ni una vez.
Dejó volando su mirada por el aire sin tocarme con ella, la dejó volar por los demás
coches dete­nidos, igualito que si yo no estuviera.
Y ni mi voz le llegó, señor, eso que yo le grité:
¡Por favor, por favor!
Estaba por cambiar la luz del semáforo y me agarró como una desesperación.
¿Por qué no me miró los ojos, señor?
¿Por qué atrapó los capuchones de mis lapice­ras con el vidrio y si no las retiro rápido los
rompe?
¿Por qué me tuvo miedo, señor?
Si yo tengo solamente diez años y las suelas de los zapatos agujereadas, y no tenía un
arma en la mano sino un puñado de lapiceras con tinta azul, y no quería robarle nada ni
sacarle nada de lo muchísimo que usted tiene, sino, sencillamente venderle baratísimas
esas lapiceras que son de veras, y escriben, y en los negocios se las cobran cinco veces
más caras y no se las alcanzan hasta su auto.
Usted, tan grande, tan sin hambre, tan fuerte, con corbata y saco, usted, tan elegante,
canoso, me tuvo miedo a mi señor.
A mi tan chiquita, tan muerta de frío en invier­no, tan cansada como me sentía a las diez
de la noche arriesgándome entre los coches para ven­der mis lapiceras…
¿Qué fue lo que no quiso ver en mis ojos?
¿Qué fue lo que le dio tanto miedo de mí?
El hambre, señor, no es contagioso.
Duele, hace ruido en la barriga, desespera… pero no se le puede contagiar a otra barriga
llena…
El cansancio tampoco es contagioso.
Ni los agujeros de los zapatos.
Ni la miseria.
Ni mi padre que me tironea del pelo si no ven­do.
Ni la falta de caricias.
Nada de lo que yo tengo es contagioso.
Porque no son enfermedad, son problemas, co­mo dice mi abuela.
Usted me puso triste, señor.
Usted hizo que yo me avergonzara, no sé muy bien de qué, pero de algo que hay en mí
y todavía no puedo comprender.
Porque si me miro en las vidrieras de los nego­cios no veo una nena demasiado diferente
a las demás nenas de diez años.
Veo una nena de diez años mal vestida y con poca risa, pero casi linda y a veces casi
buena y casi con ganas de trabajar en ésto, que me deja las pier­nas flojitas después de
una montaña de horas y horas por las que trepo con mis corriditas entre los autos, y los
sustos que me dan algunos con­ductores, a propósito, para reírse mientras mi corazón
galopa y galopa…
Veo una nena que nunca tuvo fiesta de cum­pleaños pero igual crece y se va haciendo vieja.
¿Me haré vieja de repente, sin pasar por la edad de los jeans y el rock?
Usted me puso triste, señor.
No fue que no me comprara las lapiceras ni que me gritara que no quería comprar,
ni que me cerrara la ventanilla…
Fue ese miedo de contagiarse la desgracia lo que hizo que yo la sintiera toda junta y
más gran­de.
Y como sucia.
Y como si fuera culpa mía.
Y yo no tengo la culpa, señor.
Yo no puedo hacer nada más que esto que hago.
Y en cambio usted a lo mejor sí puede hacer algo, algo que no sea enojarse conmigo y
tenerme tanta bronca y tanto miedo como si yo fuera… no sé…
Me pregunto, ¿si yo algún día, digo, si por un milagro, me vuelvo rica y con auto y ropa
nueva, seré capaz de hacerle a alguien lo que usted me hizo?
Y me pregunto ¿usted no pensó en mí después de eso?
¿Ni una sola vez?
¿Ni un poquito de pena le quedó… ni un poquito de dolor chiquito como un mosquito
(POLDY BIRD) 



No lo quiero volver a leer porque quisiera terminar este post sin lágrimas que me nublen la vista, pero la puta madre, che, la re putísima madre, y no la que me parió.


La que me parió, por caso, se animó finalmente a bloggear, y al bloggear, contar su vida que está llena de dar. No sólo de cuidar nietos por la mañana vive la gente generosa de espíritu, no, miren: acá una muestra de todo lo que viví en la casa de mis padres, esos valores fuertísimos de los que les hablaba. Quédense un rato por su blog, si tienen tiempo, que les aseguro que mi mamá tiene mucho más para dar que canciones de Piñón Fijo a Genaro.


Madre querida, gracias por estas lágrimas, que tanto necesitaba, por saber leerme mejor que nadie, por seguir teniendo el poder de moverme en lo más hondo. Aspiro a ser para Genaro lo que sos hoy para mí.




AVISITO: Ya responderé cada comentario del post de ayer; la verdad que son todos tan sentidos, tan ciertos, y tan fuertes, que me cuesta encontrar palabras. Pero la primera, la más obvia, es GRACIAS.

38 comentarios:

  1. Ayer te leí y quedé tan conmovida que no supe muy bien qué decirte.Pero hoy decididamente terminaste de matarme con este post en el que tu madre, magistralmente interviene para destartalarnos a varias.El texto lo conocía, yo misma se lo leía a mis alumnos de una escuela privada de muy buen nivel económico,para movilizarlos a la reflexión ya que estaban muy distantes de esta realidad social que se plantea. Ojalá podamos desnaturalizar lo que muchas veces tomamos como lo dado, lo natural. Ojalá no se nos haga callo el dolor ajeno, ojalá!Besotes y sabé que lo que más me mató de tu relato, el tuyo, es esa inmensa declaración de amor que le haces a tu mamá, ese homenaje increíble, al decirle que quisieras ser para tu hijo, lo que ella significa para vos, eso me matóoooooooooooooo! Besotes, que bueno que te encontré!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, gracias!

      No me animo a leérselos a mis alumnos... Capaz mi mamá sí!

      Un beso :)

      Eliminar
  2. Ann, hoy tomé el tren como todos los días que voy a la facu y justamente veia esta situación, nenes muy pequeños, incluso menores de 10 años, que intentan juntar unas monedas con lo que pueden y ver como todos le dan vuelta la cara, eso... me pone muy triste.. me pone triste verlos así, perdiendo su infancia, su ingenuidad, loco esos nenes deberían estar en su casa, haciendo la tarea, tomando la leche, jugando, siendo nenes, bah.
    Seguramente vos sos para Genaro, lo que tu mamá es para vos, aunque es muy chiquito y por eso no puede decirlo con palabras, pero estoy segura que vos lo lees tan bien a él como tu mami a vos.
    Somos muy afortunadas de tener unas madres... Geniales (iba a decir de puta madre...jaja)
    Besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que sí, somos muy afortunadas en ambos sentidos: en habernos pasado la infancia jugando, y en las madres que tenemos. Obvio que ambas cosas están relacionadas.

      Gracias Cyn!

      Eliminar
  3. cuando ayer lei, el "te quiero mi vida", me parecio raro, que alguien te quiera mas que yo y yo no la tuviera presente.
    quiero contarte que ayer hice todo un post.....largo, demaciado sentido...que decidì no subir, porque mi blog es colorido y naif y tonton. tambien puede ser que tuve miedo de que no se entendiera a lo que queria apuntar, y ofender de alguna manera a alguien.....y para nada es la idea!

    Tu mamà con blog? y vos no decis nada??? no queres compartirnos??? no queres que sepamos a quien saliste genial??? que onda pibita????
    ahora lo voy a ver...solo para decirle que la verdad, pase directivas para tener hijas geniales!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo perfectamente, Lila, yo escribía con miedo de ofender a alguien o de armar un debate que NO me interesa... porque esta es mi verdad, mi punto de vista, y me parece genial y lógico que mil personas no lo compartan... Pero no hay necesidad de pelearnos por eso!

      Por suerte la repercusión que tuve fue genial, puro aprendizaje!

      Gracias por visitar a mi má, estaba feliiiiz, pero no le digas que te dije!

      Eliminar
  4. Amo a Poldy Bird!! La descubrí gracias a.. mi mamá. jaja. Q coincidencia! Ella una vez me contó un cuento, me interesé y me prestó sus libros. Qué bien q escribe! Me mata: cuentos para leer sin rimmel, te hacen llorar todos! son tan ciertos!

    La verdad es q me qdé pensando dsp de tu post y justo ayer iba caminando por el centro ( por el problema de los subtes) y sentí miedo de todos de nuevo. Mientras pensaba en resguardar mi cartera veo q adelante mío iba algo así como un papá con su hijito ( sucios, con ropa rota) y el papá (como un héroe)robó golosinas de un kiosco al pasar. Se las dió al hijo (q no tenía más de 10) y ambos se rieron por lo "astutos" (?) que eran. Es lamentable realmente. No sé si hay solución. No digo q sean todos así pero, la mayoría no tienen un buen ejemplo ni modelo a seguir.

    Buen Jueves!
    BEso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, ese es el tema, ¿quién va a convencer a ese chico que no está bueno robar? ¿Lo va a aprender solo? ¿Qué es mejor, robar o pasar hambre?

      Un beso a vos, me parece que le voy a pedir a mamá que me preste un libro de Poldy!

      Eliminar
  5. Uau.. leer ese texto, estoy casi al borde de las lágrimas y recien llego a la oficina.. duro pero muy cierto!! para reflexionar..
    Que grande tu mamá con blog! una divina.. (la mia no sabe ni prender la computadora, ja.ja) después lo chusmeo entonces!!
    beso

    ResponderEliminar
  6. No te preocupes Ann,lo bueno de tu post de ayer fue que sos una mas que piensa en esas cosas y esta bueno sabes? por que podemos compartir opiniones,de las cosas que sentimos y nos pasan todos los días,capas no la podemos hablar con todo el mundo.Pero es bueno encontrar gente,que piense así,que piense distinto...y que se puedan compartir muchas cosas.
    un beso
    grande
    ayez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, cuando quise hablar esto en mi vida real... a mí no me salió tan bien lo que quise decir, y tampoco encontré este feedback... Eso es lo genial de los blogs!

      Eliminar
  7. Ese texto me hace acordar a una situación que vivimos con mi hija hace poco; estábamos en mc donald pidiendo un conito en la puerta y se acerca un nene de 10 años pidiendo una moneda, le dije: "querés una hamburguesa mejor??" "bueno me dijo"; compramos el conito y volvimos a entrar, pedimos un combo y nos sentamos con el nene, mi peque comía su helado, el nene su hamburguesa, charlamos un ratito sobre él, se llama Juan, con quien vivía, dónde y al terminar lo saludamos con un beso y cada uno se fue para su lado.
    Sé que no le resolví la vida a Juan, pero quizás esa noche se iba a dormir con un poquito menos de ruido de barriga. Y mi hija no se si en un futuro se acordará de esta situación, pero ese momento fue inolvidable para mi.
    Te mando un beso reina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Roxi, tu comentario me MATÓ. Solo espero recordarlo la próxima vez que se me presente una situación como esa...

      No sé si tu hija recordará ese momento (yo creo que sí), pero definitivamente Juan no lo va a olvidar!

      Un beso

      Eliminar
  8. Ann me haces llorar! Acabo de copiar el texto en mi FB, ojalá le sirva a más personas... qué se puede hacer por todo eso? Ya que a esos chiquitos los tratan como perros en sus casas, no podemos hacer nosotros lo que haríamos con un perrito de la calle: levantarlo y llevarlo a casa? y bañarlo, y llevarlo al médico, y hacerle una buena comida todos los días, y educarlo, enseñarle cosas, jugar? Por qué ellos pueden y nosotros no? No se puede hacer nada contra esos padres que los agarran de los pelos? Y si se puede, qué? Cómo se hace?

    Te mando un besote y me voy a pasar por el de tu mami. Ya me nublaste la vista jajaja, te quiero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Caro, qué buena idea el de copiarlo en facebook! Yo me tenté de poner mi blog en mi facebook, pero después no me animé!

      Me dejaste pensando con tu comparación de perros y chicos de la calle... Creo que es mucho más complejo, pero sí, qué bueno sería poder darles abrigo y un hogar sin que sea todo tan complicado!

      Un beso! :)

      Eliminar
  9. ¡Me hacen llorar, me hacen llorar!

    Grossa tu madre. Hermoso lo que le decís, creo que para una mamá es el mejor piropo que puede recibir de una hija.

    Besos a ambas.
    (No puedo decir mucho más, no veo bien la pantalla vistes)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca me imaginé que me iba a animar a decírselo tan abierta y públicamente!!

      Besos Mate!

      Eliminar
  10. Estoy en tu widget! Buenisimo!

    ResponderEliminar
  11. Qué lndo sería tener un lugar maternal tan bien ocupado
    En este momento lo necesito pero no está!
    Te mando un beso enorme y me voy a ver el blog de tu mami!
    c.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Ceci, no, no, me destrozás el corazón!

      Te presto a mi mamá, te juro que recuerdo mi estado de embarazo y entiendo cuánto la necesitás... :(

      Besos linda

      Eliminar
  12. nena, que manera de revolver emociones! que grande tu mama, que dulzura....!te mando un beso grandote. Queria mandarte un mail pero no encuentro donde escribirte... cri cri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya nos encontramos en el facebook todopoderosos, ou iea

      Eliminar
  13. Yo empecé primero por este post, y después fui a leer el que escribiste ayer.
    Y terminé llorando eh!
    No vi la peli, no puedo opinar desde ese lado, pero sí te digo, que hay que ser muy valiente para plasmar por escrito lo que uno siente y bancarse la opinión de los demás.
    Pienso lo mismo, no me sale ayudar naturalmente, intento y hago el esfuerzo porque no quiero que mis hijos tengan el mismo miedo que tengo yo a salir de la burbuja. Quiero que algún día, tengan la capacidad de (emulando al texto brillante que te dejó tu mamá) bajar la ventanilla del auto y escuchar al otro.
    Beso gigante Ann.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Clo, por el aguante y el esfuerzo.

      Un beso

      Eliminar
  14. Tengo muchos libros de Poldy Bird guardados para mi hijita. Tampoco vi la peli,pero ahora quiero verla, ayer leí el post, pero estaba en un día especial y no sabía que decirte.Cola boro con Red Solidaria en mi ciudad y cada día me comprometo un poquito más, pero nunca es suficiente, siempre hace falta un poquito más, a mi me hace falta.
    Lo que me emocionó mucho, pero mucho mucho es tu mamá y vos, me revolviste cosas internas de dolor y desamor, historias que no quiero repetir con mi propios hijos. Te felicito por la relación con tu mamá, por las cosa lindas que te dice y le decís, porque no se calan el amor, lo expresan libremente y dejan que todos no regosijemos en el. Bueh, estoy a punto de empapar la compu de marido, voy terminando por hoy. Besitos y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, chicas, nunca me imaginé que les iba a pegar por ese lado... A mí me pasa a veces lo contrario, veo cuánto desamor hay en algunas relaciones y me doy cuenta de que mis reclamos a mi mamá son mínimos, y que no tengo derecho a quejarme de nada, porque tenemos una relación valiosísima!

      No fue mi intención hacerlas revisitar lugares tristes...

      Eliminar
  15. Hola Ann!
    Te dejé un Liebster en mi blog!
    Gracias por tus posts tan sinceros y variados!
    Beso y buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sole, ya te anduve visitando, viste?

      Eliminar
  16. Tu mamá es un amor. Estuve mirando un poquito su blog.
    Mi mamá también se abrió uno! ya lo voy a mostrar.
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dale! Asociación de madres bloggers!

      Eliminar
  17. No leí este post porque terminando un viernes agotador no veo la hora de irme a dormir, pero encontré algo que andaba buscando para hacerte escuchar... desde el otro día, cuando leí tu post anterior. Comparto MUCHO de tu postura pero el otro dia viendo Agarrate Catalina me sorprendió mucho esto: http://www.youtube.com/watch?v=14oZPxVY5fY&feature=related , me parece cierto también. Un beso ann! Buen finde para el trio!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Clarita, recién hoy pude ver el video, no conocía a la ¿banda? ¿agrupación? o lo que sea, y me encantó la onda en general y su forma de abordar temas jodidos.

      Gracias!!

      Un beso

      Eliminar
  18. Hola Ann...pasaba para saludar...y estoy re emocionada con lo que acabo de leer...Gracias,por llegar al ♥ con lo que subiste,gracias a tu mami, por ser tan linda persona,(soy reboba,no puedo dejar de moquear!!)Y es cierto,la realidad está al lado nuestro,esas caritas nos miran todo el tiempo,espero nunca ser insensible a ello y poder,desde algún lado,hacer algo...No fui a ver la peli,por lo que decís es mucho para mí..Poldy Byrd,desde adolescente la leía y ya me hacía emocionar!Gracias Ann!!me encantó tu post!♥!

    ResponderEliminar
  19. hola Ann! podría comentarte muchas cosas apropiadas, pero como esto es un blog me puedo pirar para el lado que me tira, y lo que me sorprende es algo tan natural para vos y para otros, pero para mí no: la relación con tu madre, tan limpia, capaz de compartir sentimientos profundos a la luz del día con el mundo, es algo que no deja de admirarme hasta el día de hoy. Espero lograrlo como madre, ya que como hija no me tocó ni cerca. te mando un abrazo y te felicito, a vos y a tu mamá, besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nuevo, lo mismo que le dije a Dalo... no era mi intención hacerlas pensar en eso chicas! Pero entiendo que les pase, y me encanta saber que están dispuestas a reescribir la historia con respecto a ese tema.

      Besos a vos!

      Eliminar
  20. Hola Ann... aunque el otro día me fui a dormir despues de leer tu post, tuve en mente tus palabras durante todo el fin de semana... Por eso volví y me encontre con que no estás sola... ¡¡¡Cuánto para leer y pensar!!! Me emocioné mucho con el texto que publicó tu mamá... fui a su blog...y sigo pensando...
    Se me hace un nudo en el corazón...
    Creo que cada uno puede hacer algo. aunque sea chiquito para ir modificando... Cómo educadora pienso que tenemos mucho para dar...
    Como habrás visto en mi blog, me sumé a la campaña de Abriguemos a un niño, algo es algo...
    Te abrazo y espero que nos veamos pronto

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.