lunes, 19 de septiembre de 2011

Lo prometido

Volví porque me debo a mi público, y mi público pide FOTOS!

Lo mantuve sencillo y polideportivo: jogging, campera de fútbol americano, gorra de club de rugby, abajo la camiseta de Boca

J, sin palabras. Nótese que las medias deberían llegar bastante más arriba, pero por algún extraño motivo no pasaban de la rodilla...

Legalmente, digamos, sólo debería incinerar a mi flamante marido y a mí, pero como las quiero tanto, les voy a regalar una joyita imperdible: mi suegro, de 70 añitos, travestido. ¿Están listas?

Hasta Tinelly y el Maipo no para!

Y ya que estamos, como él fue el culpable de esta locura, mi cuñado, el cumpleañero.

De nada, G.

Ahora, debo admitir que no estuvo tan mal. Estaban todos-todos disfrazados, hombres y mujeres de todas las edades. Sólo me parece que le pifiaron poniéndole un vestido y colita de pelo a un bebé de 6 meses, y forzando a un chico de 14 a hacer lo propio: vestido y peluca rubia. ¿Vieron esa edad de mierda, donde no sabés nada de la vida salvo que todo es una mierda? Bueno, imagínense agregarle un vestido y peluca, siendo varón. Tremendo.

Todo lo demás, muy bien. Mi sobrina L, de 3 años, una genia: al rato de llegar, se arrancó el bigote que le habían pegado, se fue al cuarto de su prima, 7 años mayor que ella, agarró una pollera y se la puso arriba del jean. Eso es actitud. Y mi sobrino T, de 4 años, se negó de plano a participar de la onda travesti. Y se la pasó jugando al fútbol. Actitud melachupantodos.

Sólo quiero hacer una pequeña reflexión 'seria'. Fue notable cómo las mujeres tuvimos entre varios estereotipos masculinos para elegir: había tangueros, señores de corbata, una/o con uniforme de Prefectura, una embarazada de 6 meses con mameluco de trabajador metalúrgico y casco, 2 deportivas/os como yo, hombres de camisa y chaleco al mejor estilo Chandler Bing, etc. ¿Los hombres? Todos se volcaron a lo mismo. ¿Adivinaron? Sí, obvio, la totalidad de los hombres presentes eligieron el look PUTA. Cara, barata, fundamentalmente patética y baqueteada, claro está, pero a nadie se le dio por vestirse de cocinera, bailarina, maestra, enfermera.

Hago un análisis rápido, que se lo robo a Madonna: las mujeres podemos vestir jeans, cortarnos el pelo corto, usar botas y camisa, porque está bien verse como un chico. En cambio, para un chico verse como una mujer es degradante, porque piensan que ser mujer es degradante... (Pero secretamente quisieran saber qué se siente ser una mujer...)

Esta es la introducción a la canción "What It Feels Like for a Girl", pero la idea es clara. Nosotras podemos jugar, disfrazarnos sin ridiculizar, y quedamos simpáticas y divertidas, pero cuando el hombre se viste de mujer, TIENE que buscar quedar lo más extravagante, exagerado posible. Van a la peluca, las medias red, la minifalda, el brillo y la brillantina. ¿Alguna vez han visto a alguna de las mujeres que estábamos ahí curtiendo ese look? Jamás, se los aseguro. Pero esa es su defensa. "Chicos, chicos, estoy jodiendo ehh? No soy mina, obvio que no, soy re puta, como todas las minas, JOJOJO!".

¿Le estoy errando mucho?

9 comentarios:

  1. ¿Qué loco que una fiesta pueda generar un planteo tan profundo y que saque a luz un montón de estructuras culturales que nos estigmatizan a las mujeres? Está bueno que eso suceda. Está buena la esa lucidez.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡No creo que le estés errando para nada!!
    En primer lugar coincido con lo de NO travestir a los niños, no da, no tiene sentido y tampoco creo que sea muy saludable.

    Y sobre los hombres y su look gatero... no hay nada que agregar. Vos y Madonna lo dijeron de 10.

    Mencantaron las fotos, por un instante realmente pensé que eras un muchacho (no había leído el epígrafe). Muy buena caracterización!!

    ResponderEliminar
  3. Tenés razón, nunca lo había notado, nunca vi un hombre disfrazado de maestra, por ejemplo!

    ResponderEliminar
  4. Cuanta razon tenes Ann! Hombres y sus mentes... bien por vos que logras hacer un analisis! Un beso y muy buena caracterizacion!!!

    ResponderEliminar
  5. Cuanta razòn! Y lo peor de todo... es que eran todos GATOS FEOS, ahi se dieron cuenta que ser mujer no es una tarea sencilla!
    Una vez mi papà, teniendo que vestirse de mujer para una fiesta de disfraces, se disfrazò de Morticia, con vestidito adherente y peluca negra larga... y mas de uno le tocò el culo, pensando que era una mina!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. No le erraste para nada Ann.
    Y está bueno poder pensar en esas cosas aplicadas a lo real, porque es en lo cotidiano donde actúan los estereotipos de género.

    besos!

    ResponderEliminar
  7. ann......casi no llegue a leer el final, porque literalmente casi me meo, riendome!!!!!!! sos tan graciosa, me imaginaba al de 14 y a tu sobrinita de 3 planteando que es nena!!
    de la relflexion...si te hubieran dado a elelgir, hubieras elegido ser mujer????

    ResponderEliminar
  8. Supongo que por una vez quieren divertirse y usar todo lo que usan las mujeres, para los hombres disfrazarse de mujer es sumar, en cambio para las mujeres es restar: menos maquillaje, menos ropa (y alguna si se atreve, menos depilacilón, jaja)
    Al margen, los disfraces te quedaron geniales, se nota que tenés talento para esto (tomalo como un elogio eh?)
    Mortal lo de tu suegro, no me imagino a ninguno de los hombres de mi familia de esa generación disfrazándose así, muchísimo menos a mi suegro.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Gracias por hacerme la segunda en este análisis tan profundo!

    Mai, lo de Morticia es una buena opción, digna y elegante (dentro de lo posible, obvio...)

    Lili, hubiese preferido ser hombre, sólo por lo TORPE que soy en los asuntos femeninos: depilación, maquillaje, tacos, etc etc etc.

    Lola, mi suegro fue el promotor de todo; fue él solito a comprarse esas 'prótesis'; fue el 1ero en llegar y uno de los últimos en irse. Out of this world.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.